Historia de los Plebiscitos en Puerto Rico: 1967, 1993, 1998 y 2012



Por Wilfredo Mendoza


            Hace 45 años se celebró el primero de cuatro plebiscitos de status que han tenido lugar en la historia política de Puerto Rico. Fue en el 1967, cuando la Asamblea Legislativa aprobó la primera consulta de estatus para la Isla. El entonces exgobernador, Roberto Sánchez Vilella y el Partido Popular Democrático fueron los principales defensores del Estado Libre Asociado. En esa ocasión, el ELA prevaleció con un 60.4 por ciento de los votos. En ese plebiscito, participaron más de 700 mil puertorriqueños. La Estadidad obtuvo un 39 por ciento de los votos y la Independencia un 0.6 por ciento.

            La segunda consulta de estatus se hizo en el 1993, bajo el gobierno del doctor Pedro Rosselló. El Estado Libre Asociado, nuevamente fue favorecido con un 48.6 por ciento de los votos, frente a la petición de ser Estado 51, con un 46.3 por ciento. La Independencia por su parte, obtuvo un 4.4 por ciento de la votación. Para este periodo, el Estado Libre Asociado hizo campaña alegando que un voto por el ELA garantizaba progreso y seguridad. La definición del ELA incluyó planteamientos al Congreso proponiendo: la extensión del Seguro Social Complementario a la Isla, la reformulación de la sección 936, así como la petición para que el Plan de Asistencia Nutricional fuera extendido a la Isla de igual manera como lo hace con los 50 estados de la nación norteamericana.

            Cinco años después, en el 1998, la administración de Rosselló impulsó la celebración de un segundo plebiscito, que se convirtió en el tercero en la historia de la Isla. Para esta consulta, fueron cinco las opciones en la papeleta, tomando como última alternativa, una opción no tradicional; la quinta columna o Ninguna de las Anteriores. Esta última, promovida por, el entonces presidente del Partido Popular Democrático, Aníbal Acevedo Vilá, triunfó con un 50.5 por ciento de los votos, ante un 46.6 por ciento que favoreció la Estadidad. Un 2.6 por ciento defendió la opción de independencia; 0.3 por ciento apoyó la Asociación Libre y menos de mil electores votaron por el ELA modificado.

            La cuarta consulta de estatus fue convertida en ley por el gobernador saliente, Luis Fortuño, frente al busto del ex gobernador Luis A. Ferré en diciembre del 2011 en Ponce. La celebración de la consulta de estatus se celebró el pasado 6 de noviembre en conjunto con las elecciones generales y sumó un costo de 750 mil dólares, según el presidente de la Comisión Estatal de Elecciones, Héctor Conty Pérez. Este plebiscito, causó malestar en diversos sectores, tanto en miembros de las colectividades representadas por las fórmulas de estatus como en la sociedad civil no organizada. Tanto la fecha de su celebración como  las preguntas que se incluyeron en la papeleta generaron debates. El gobernador electo del Partido Popular Democrático, Alejandro García Padilla, por su parte, instó a su colectividad a votar por el SI en la primera pregunta, la cual cuestionaba a los puertorriqueños si querían o no permanecer con su estatus actual; y a dejar la segunda pregunta en blanco, en la que correspondía escoger entre la Estadidad, el Estado Libre Asociado soberano y la independencia. Mientras, el ex gobernador, Aníbal Acevedo Vilá, orientó al pueblo para que votaran por el NO en la primera pregunta y por el ELA Soberano en la segunda interrogante, a pesar de que no estaba de acuerdo en cómo se describía el ELA en esa opción.

            El resultado de esta consulta, la que algunos interpretan como favorecedora para la Estadidad, es más complejo de lo que parece. A pesar de que el 54 por ciento de los electores optó por cambiar el estatus actual, el restante 46 por ciento defendió el SI, es decir, los estadistas, independentistas y, probablemente, los Populares que siguieron las palabras de García Padilla. La división de los estadolibristas, pudo haber causado que la opción del ELA no saliera favorecida. La Estadidad obtuvo 61 por ciento de los votos, el ELA soberano fue apoyado con un 33, mientras que la opción de independencia obtuvo 5.5 por ciento.

            Mientras los estadistas están conformes con este resultado, los estadolibristas aseguran que ese no es el verdadero desenlace. Los congresistas puertorriqueños Luis Gutiérrez y Nydia Velázquez, aseguran que si se suman los votos que recibió la opción del ELA soberano con el número de papeletas que fueron dejadas en blanco al contestar la segunda pregunta, el por ciento de la Estadidad bajaría a un 46.

            El resultado de este plebiscito ha tenido resonancia mundial. Mientras el diario legislativo “The Hill” y los demócratas Gutiérrez y Velázquez aseguraron que Estados Unidos hará caso omiso al resultado del plebiscito, el presidente de los Estados Unidos, declaró en entrevista con MSN Latino, que para que el Congreso considere la anexión de Puerto Rico, los residentes de la Isla son quienes deben decidirlo claramente.

            Por otra parte, el periódico en línea “The Huffington Post” publicó una galería de fotos (haz 'click' aquí para ver la galería) en la cual explicó 5 razones por las cuales Puerto Rico no será el Estado 51, entre las que figuran: (PRIMERO) el 46 por ciento no es suficiente apoyo para considerarlo; (SEGUNDO) Puerto Rico le votó en contra a la principal figura de la Estadidad en Puerto Rico, el saliente gobernador, Luis Fortuño Burset; (TERCERO) aunque el presidente de la nación norteamericana, Barak Obama, dijo que para que el Congreso comience un proceso de anexión, Puerto Rico deberá mostrar una fuerte preferencia por la Estadidad en el plebiscito, opción que no fue favorecido, según el diario; (CUARTA) muchos de los que favorecen la Estadidad son puertorriqueños que son residentes de los Estados Unidos e hizo referencia al historiador, Ángel Collado-Schwartz de quien dijo que la estadidad ya está al alcance de todos los puertorriqueños, teniendo 50 estados para escoger; y (QUINTO) para el Congreso, el resultado de la consulta no fue suficientemente convincente.

            Otra percepción que se hizo notar luego del plebiscito fue el racismo que destiló  el artículo (haz 'click' aquí para leer el artículo) publicado por el periodista investigativo, Stephenson Billings. El tema de su artículo cuestiona si Puerto Rico realmente está preparado para ser Estado 51 y llama la atención sobre la cultura, forma de vestir, comportamiento, entre otros, y duda de la capacidad del puertorriqueño para ocupar 5 sillas en el Congreso. Otra reacción, esta vez satirica, fue el video con ficha técnica de Taiwán, en el que explican de manera creativa y jocosa el proceso eleccionario y de plebiscito en Puerto Rico.

El corto video, alusivo al videojuego ‘Sims’, simula una sociedad donde el jugador hace todo lo que hace una persona en su cotidianeidad. Se presenta el momento en que una mujer, vestida con traje de la bandera puertorriqueña, al son del merengue, quita la estrella de la monoestrellada y la añade a la bandera de Estados Unidos, siendo aprobada luego por el presidente Obama con un ponche. Resume a su vez el proceso eleccionario en un cuadrilátero, donde el gobernador electo García Padilla, derrota de 2 ganchos, alusivos al crímen de drogas y a los despidos, al gobernador Fortuño Burset. Por último, presentan a un tejano y a un oso llorando, en referencia a los estados de Texas y California respectivamente; estados que perderían 5 sillas en el Congreso si Puerto Rico se conviertiera en el Estado 51.

            Mientras en Puerto Rico, el tema del estatus es uno serio y controvertible, en otras partes del Mundo han sido otros los motivos para echar a volar la creatividad y desarrollar otro discurso, igualmente político, acerca del proceso que conocemos como plebiscito.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Perú sin filtros

Rostros de Colombia, en una segunda vuelta